• sc

ABC de préstamos hipotecarios

Los préstamos hipotecarios suelen causar mucho estrés en personas que no están bien informadas respecto a ellos. Conocer lo básico te ayudará a entender mejor lo que conlleva esta gran decisión.
Tienes un trabajo estable, tu economía va bien y quieres independizarte. Llegó el momento de hacer una inversión en tu apartamento propio pero no tienes idea en qué consiste un préstamo hipotecario para sacar tu casa.

Es común no estar preparado con la situación, después de todo no es algo que precisamente enseñan en la escuela.

Préstamo hipotecario
El préstamo hipotecario no es más que un producto que te permite disponer de una cantidad de dinero necesaria para remodelar o adquirir cualquier tipo de inmueble. Como garantía de pago estará la casa en sí y tu crédito en la APC. Como todo préstamo tienes un tiempo determinado para pagarlo, en Panamá suele ser de 30 años y los intereses pueden variar según la entidad bancaria a quien le pidas el préstamo.

Tipos de intereses
- Fijos: será una cuota invariable a lo largo del plazo que te darán para pagar la hipoteca. Lo malo de esto, es que suele ser una taza un poco más elevada que otras.

- Variables: como su nombre indica, son aquellas que bajarán o subirán de costo de acuerdo al mercado actual. Se revisan cada seis meses o de manera anual.

- Mixto: es cuando al principio te dan un interés fijo, y luego de unos años cambian a variable.

¿Cuánto dinero te darán?
Las entidades bancarias pocas veces te financian el 100% del costo de la casa. Usualmente te dan entre 80% y 90% o sea que el resto del dinero debes conseguirlo por tu propia cuenta.

Además de eso, la cuota a pagar no debe sobrepasar el 35% de tu salario usual una vez se fije la misma. 
Barlovento
Barlovento se caracteriza por ser una oferta completa para parejas jóvenes y familias porque, además de ofrecer apartamentos con excelente calidad, tiene para sus residentes una completa área social que cuenta con piscinas, salón de eventos y parque de juegos para niños. 
Gastos asociados al préstamo.
Ten en cuenta que hay ciertos gastos adicionales que tienes que contemplar en tu presupuesto.
- Tasación anual (valoración de la casa).
- Seguro contra riesgos.
- Seguro de titularidad (asegura que la casa está libre de dueños anteriores y deudas).
- Costos de inscripción y sellado en el municipio (incluye inmueble y escrituras).
- Pagarés (especifica las cuotas y las fechas límites de pago así como lo que pasa en caso de morosidad)

Documentación Necesaria
Finalmente queremos presentarte la documentación que se pide para el préstamo. Es diferente para asalariados y para personas independientes.

- Documentos para Asalariados Panameños
Carta de trabajo
Ficha Vigente
2 últimos comprobantes o talonarios de pago
Cédula
Abono desde el 2%

Documentos para Asalariados Extranjeros
Carta de trabajo
Ficha vigente
2 últimos comprobantes o talonarios de pago
Permiso de trabajo
Carnet de migración
Pasaporte
Si el carnet es provisional 15% de abono, si es permanente 5%

Documentos para Independientes
2 últimas declaraciones de renta
Boletas de pago de las declaraciones
Certificados de recepción de las declaraciones
Movimientos bancarios de los últimos 6 meses
3 cartas de referencias comerciales
Aviso de operación
Cédula Abono del 15% al 20%
Una vez se hace la solicitud de préstamo hipotecario, la entidad financiera debe inspeccionar ciertos aspectos, entre esos tu crédito y tu estabilidad laboral.

Una vez lo aprueban te darán un documento donde estarán todas las cláusulas que condicionan el préstamo.

Mantenerse informado con las entidades bancarias, te puede dar una mejor idea de cuál es la que más te conviene para pedir el préstamo hipotecario. Además te ayudará a saber cuándo hay feria de préstamos donde el proceso es ligeramente más fácil y económico. 
- Puedes comenzar por hacer la cuenta sobre lo que en estos momentos inviertes en el colegio de tus niños e investiga cuál sería el costo de la universidad incluyendo matrícula, mensualidad entre otros gastos. Siempre hay una cantidad de dinero que se puede ahorrar, en muchas ocasiones compramos cosas que son innecesarias, aunque lo neguemos esto pasa una gran cantidad de veces, si cortamos estos gastos es probable que este dinero se puede guardar para la educación de tus hijos.

- Intenta hacer un cálculo sobre lo que cuesta cubrir una carrera universitaria cuando lo hayas sacado, haz la cuenta sobre lo que costará cada año, esto te ayuda a considerar la cantidad que tienes que ahorrar para cubrir los gastos de toda la carrera. 

Trabaja en su motivación
- Motívalos desde la escuela secundaria. Trabaja duro para alentarlos y mantenerlos motivados durante su formación. Mientras mejores sean las calificaciones, es más probable que puedan recibir becas. También aliéntalos a ser voluntarios y participar en actividades extracurriculares para aumentar sus posibilidades de obtener becas.

- Anímalos a trabajar. Tan pronto como puedan conseguir un trabajo, anímalos a hacerlo. A parte de hacerlos más responsables, se sentirán que son parte de su gran inversión. Haga una discusión sobre qué porcentaje de cada cheque de sueldo debería destinarse a la universidad.

- Ayúdalos a solicitar becas. Cuando llegue el momento, aliéntalos y ayúdalos a solicitar becas. Pueden acudir a entidades encargadas del tema, como IFARHU, o incluso a la universidad de su interés para optar por una beca.