• sc

Ahorrar: asegura el futuro universitario de tus hijos

Nunca es muy temprano para asegurar los gastos universitarios de tus hijos. Te damos algunos consejos para iniciar en esa importante inversión.
La Universidad de Panamá (UP) realizó un estudio denominado “Costos En Que Incurren Los Estudiantes Para Realizar Una Carrera En La Universidad De Panamá”, en el cual concluyeron que las carreras más costosas del centro educativo eran: Odontología, Medicina y Medicina Veterinaria, las mismas superan los 10 mil dólares.

En la misma línea, la última encuesta de hogares de la Contraloría General de la República de 2009 destacó que el salario promedio mensual de un joven en edad de 22 a 29 años, con secundaria completa, se estimó en $368. Para el mismo rango de edad, el ingreso promedio mensual de un joven graduado de la universidad resultó $590.57. Y la tasa de desempleo es de 6.5% para los que tienen secundaria completa; mientras que para los graduados de la universidad es de 1%, para igual rango de edad.

No es noticia que para aspirar a salario óptimo en Panamá, la educación universitaria es indispensable. Los estudios superiores no solo brinda las herramientas para ser individuo competente, sino da otras ventajas como: habilidades interpersonales, productividad y hasta contactos. En este último punto, la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard estimó que entre el 65% y 85% de los empleos se consigue por el networking.  
Ahorrar para la educación tus hijos es una inversión, tal vez pienses que es muy temprano para empezar hacerlo pero la realidad es que las universidades cada año incrementan más sus costos.

Ideas para empezar a ahorrar:
- Estimar una cantidad mensual. Al examinar tus gastos, considera la posibilidad de agregar una mensualidad para el futuro de tu hijo. Puede ser una pequeña cantidad como $25 dólares o más. Ten en cuenta que tendrás un aproximado de 17 años para poder lograr una suma responsable que te ayude en sus estudios. Por ejemplo, si ahorra por mes $100, tendrás 21,600 dólares. Para estos ahorros es conveniente transacciones automáticas, puedes programarlas y tener una cuenta a parte para este propósito.

- Reasignar los gastos de cuidado de niños y la matrícula preescolar a una cuenta de ahorros para la universidad cuando su hijo comience la escuela primaria. Algunas familias pagan más de $500 por mes por guardería y más de $400 por mes por preescolar. Cuando tu hijo vaya a primaria, esos gastos fijos desaparecerán, podrás guardar la mayor parte en una cuenta de ahorros para la universidad.  

- Pide ayuda a los abuelos. Habla francamente con tus padres o suegros acerca del alto costo de la universidad. Luego, sugiere que reduzcan el número de regalos que le dan a su hijo y en su lugar que depositen parte del dinero en su cuenta de la universidad. Tu hija no se dará cuenta si recibe un juguete o un DVD menos en su cumpleaños, pero las contribuciones en efectivo durante un período de 10 a 15 años, sin importar cuán pequeñas, realmente puedan sumar. 
Barlovento
Barlovento se caracteriza por ser una oferta completa para parejas jóvenes y familias porque, además de ofrecer apartamentos con excelente calidad, tiene para sus residentes una completa área social que cuenta con piscinas, salón de eventos y parque de juegos para niños. 
- Puedes comenzar por hacer la cuenta sobre lo que en estos momentos inviertes en el colegio de tus niños e investiga cuál sería el costo de la universidad incluyendo matrícula, mensualidad entre otros gastos. Siempre hay una cantidad de dinero que se puede ahorrar, en muchas ocasiones compramos cosas que son innecesarias, aunque lo neguemos esto pasa una gran cantidad de veces, si cortamos estos gastos es probable que este dinero se puede guardar para la educación de tus hijos.

- Intenta hacer un cálculo sobre lo que cuesta cubrir una carrera universitaria cuando lo hayas sacado, haz la cuenta sobre lo que costará cada año, esto te ayuda a considerar la cantidad que tienes que ahorrar para cubrir los gastos de toda la carrera. 

Trabaja en su motivación
- Motívalos desde la escuela secundaria. Trabaja duro para alentarlos y mantenerlos motivados durante su formación. Mientras mejores sean las calificaciones, es más probable que puedan recibir becas. También aliéntalos a ser voluntarios y participar en actividades extracurriculares para aumentar sus posibilidades de obtener becas.

- Anímalos a trabajar. Tan pronto como puedan conseguir un trabajo, anímalos a hacerlo. A parte de hacerlos más responsables, se sentirán que son parte de su gran inversión. Haga una discusión sobre qué porcentaje de cada cheque de sueldo debería destinarse a la universidad.

- Ayúdalos a solicitar becas. Cuando llegue el momento, aliéntalos y ayúdalos a solicitar becas. Pueden acudir a entidades encargadas del tema, como IFARHU, o incluso a la universidad de su interés para optar por una beca.